Los pies en épocas de calor

  • 0

Los pies en épocas de calor

Category : Clinica , Grupo Gexa , Podología

Con la llegada del calor comienza un periodo delicado para los pies. Principalmente esto se debe al cambio del tipo de calzado y nuestros pies pueden sufrir determinados problemas. Pasamos de un calzado cerrado a uno abierto y además prescindimos de calcetines o medias que sirven para proteger los pies.

 Los problemas más comunes con los que nos podemos encontrar en esta época del año y los consejos para prevenirlos son los siguientes:

  • Rozaduras y ampollas:

Para evitar cualquier tipo de rozadura o las ampollas, es muy importante elegir un calzado que sea cómodo, de material transpirable y suave, amplio y con una suela amortiguadora.

También es aconsejable utilizar calcetines, medias o pinkies que eviten el roce directo del calzado contra la piel.

  • Sequedad excesiva de la piel:

Con el buen tiempo, no utilizamos calcetines o medias, lo cual hace que perdamos la sudoración que nos aporta nuestro cuerpo para hidratar el pie y terminan por aparecer grietas que pueden llegar a ser muy dolorosas y sangrantes en los talones.

Es aconsejable utilizar cremas hidratantes, preferiblemente por la noche y sin  que se la apliquen entre los dedos para evitar la sequedad de los pies.

  • Exceso de sudoración.

Debido a la sudoración excesiva, pueden producirse grietas interdigitales, las cuales pueden ser el mejor foco de infección para los hongos denominado Pie de Atleta.

Para evitarlo se aconseja:

  • Usar calzado que permita la transpiración.
  • Cuando acudan a piscinas, saunas, gimnasios y zonas públicas donde esté en contacto directo con la humedad utilizar chancletas o zapatillas de goma.
  • No compartir ni calzado ni calcetines o medias.
  • Higiene diaria de los pies.
  • Secar cuidadosamente entre los dedos del pie.

Para evitar el exceso de sudoración se puede optar por productos que regulan la transpiración. Dichos productos antitranspirantes taponan en cierto grado los poros por los que sale el sudor, controlando así la humedad. 

  • Papilomas (verrugas plantares):

Son muy frecuentes en niños y abundan en zonas de húmedas como piscinas, saunas, gimnasios, duchas, etc.

Con el uso de unas chanclas apropiadas en estos lugares se previene su contagio.

Si durante la época de calor y calzado veraniego sus pies cursan con cualquiera de los problemas anteriormente comentado, no duden en acudir al podólogo para que les dé la solución más apropiada a cada caso.


Leave a Reply

*

Protected by WP Anti Spam