Importancia del láser en podología

Importancia del láser en podología

Actualmente existen muchas formas de tratar diferentes tipos de dolencias en el pie, pero podemos hablar del láser como uno de los tratamientos más novedosos y que se está comenzando a emplear en la práctica podológica. Pero, ¿para que utilizamos el láser en el pie? ¿Qué beneficios tienen frente a otros tratamientos más convencionales? En el siguiente post les hablaremos detalladamente de sus aplicaciones y usos.

  • Papiloma: se trata de una patología común tras el verano, al desarrollarse en zonas de mayor humedad como son las piscinas, duchas comunes o gimnasios. Hay muchas formas de tratar esta patología con diferentes efectos: el ácido, el más conocido, es uno de los tratamientos más dolorosos desarrollando efectos secundarios tales como ampollas, quemaduras y en algunos casos heridas. El láser, sin embargo, es el tratamiento más novedoso, indoloro para el paciente y sin ocasionar efectos secundarios importantes.

Antes     pie2                          Primera sesión                                         Después del tratamiento

  • Onicomicosis: los hongos provocan en las uñas alteraciones en la estética y su morfología pudiendo ocasionar malformaciones que, en ciertas ocasiones, pueden ser  irreversibles si no son tratadas a tiempo, tales como deformaciones en la lámina ungueal o reversibles, como onicocriptosis.  Los tratamientos convencionales que suelen emplearse son lacas, siendo tratamientos domiciliarios muy prolongados o bien con pastillas específicas de tipo antifúngicas siendo hepatotóxicas lesivas a nivel de hígado o nefrotóxicas afectando al riñón. En nuestras clínicas el tratamiento que empleamos es con láser, siendo uno de los tratamientos más efectivos y rápidos que existen para la eliminación del hongo, ya que el tiempo de aplicación se reduce en muchas ocasiones hasta la mitad.

IMG-20140923-WA0002     IMG_1934                        Primera sesión                                         Después del tratamiento

  • Dolor: existen muchas patologías de tipo musculoligamentosas como pueden ser, las temidas fascitis o tendinitis que provocan grandes molestias y nos limitan realizar nuestras labores diarias. Con el láser conseguimos aliviar la sintomatología notablemente con tan solo unas
  • Heridas: se han publicado estudios recientemente a cerca del tratamiento del láser para ayudar a la cicatrización en heridas y úlceras, así como cicatrices hipertróficas. Con el láser conseguimos aumentar el aporte sanguíneo en el foco a tratar ocasionado una concentración mayor de tejido de reparación en la zona a tratar.

El tratamiento con láser, como podemos apreciar se puede utilizar para múltiples patología siendo muy cómodo y efectivo para el paciente, ya que no suele ocasionar molestias importantes.

Autor: Raúl de la Fuente Carroza


Salir de esta cuenta

Deja un comentario

*