El minimalismo: ¿moda o alternativa?

  • 0

El minimalismo: ¿moda o alternativa?

Category : Clinica , Grupo Gexa , Podología

El running está de moda, salir a correr es una de las actividades cardiovasculares favoritas de la población mundial. Según una encuesta realizada en diciembre de 2015 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el 10,6% de la población española, algo menos de 5 millones de personas, corren por lo menos una vez a la semana.
Las zapatillas han evolucionado considerablemente desde el inicio de la humanidad. Los primeros homínidos ya corrían, y lo hacían descalzos o con calzados en forma de sandalia, meramente protectores. No es hasta finales de los años 70 del siglo pasado cuando los avances tecnológicos llegan de manera evidente a las zapatillas de correr. Estos avances, principalmente, son: tracción y amortiguación en las suelas y entresuelas. La oferta de zapatillas con amortiguación y estabilidad ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

 

 

 

 

 

 

 


 
Sin  embargo, ha surgido un movimiento, creciente en los últimos años, el minimalismo, que propone volver a la esencia y la sencillez a la hora de calzarnos, adoptar una pisada más natural, dejar que nuestro cuerpo se adapte y corrija una posición, que según este movimiento, viene dado por el uso de zapatillas con exceso de amortiguación desde la infancia.
Las zapatillas minimalistas se caracterizan por tener un drop (diferencia de altura entre tacón y punta) muy bajo (<2 mm en minimalistas puras y de 2-4mm en minimalistas intermedias), escasa amortiguación en la entresuela, ningún elemento de control de pisada, tales como estabilizadores en el enfranque o refuerzos a nivel de retropié, y por ser muy ligeras.

 

 

 

 

 

El movimiento del minimalismo promete, mediante el uso de dicho tipo de zapatillas y una técnica de apoyo de antepié, la curación de lesiones de rodilla y resto de molestias que se provocan al correr.
Pero, ¿es verdad esto que asegura el movimiento minimalista?
Según estudios científicos realizados en corredores populares se ha visto una prevalencia de runners que al calzarse unas zapatillas tipo minimalistas adelanta su apoyo y pasan a usar una técnica de puntillas o de apoyo completo del pie, evitando así el apoyo marcado de talón. Pese a ser mayoría no se puede hablar de una diferencia significativa para poder asegurarlo al 100%.
También se ha estudiado como con el uso de una técnica de apoyo de antepié son menores las lesiones en la zona de la rodilla, pero mayores en el tobillo.
El trabajo muscular del complejo gastrosóleo (Gemelos y Sóleo) es mayor con las zapatillas minimalistas (suponiendo la adopción de una técnica de antepié).

En definitiva, ¿son buenas las zapatillas minimalistas? ¿Puede correr cualquier persona con ellas? ¿A quién podríamos recomendársela?
En primer lugar nos deberíamos realizar un estudio biomecánico de la carreRa, donde el podólogo/a valore nuestra técnica, nuestro tipo de pisada, que grado de movimiento tienen nuestras articulaciones etc etc etc.
Generalmente se recomienda este tipo de zapatillas en deportistas que cumplan los siguientes parámetros:
• Corredor con técnica depurada (técnica de antepié bien trabajada)
• Corredor delgado
• Corredor rápido: que lleve ritmos cercanos o inferiores a 4min/km – 4:15min/km
• Corredor sin patologías estructurales del pie (véase pies cavos rígidos, pies con gran componente de pronación…)
Las zapatillas minimalistas, igual que las excesivamente amortiguadas, son modas que responden a las necesidades de venta de las principales marcas. Pero, como ocurre a menudo, podemos sacar cosas buenas de cada moda que surge y convertirla en una alternativa eficaz para las lesiones de nuestros pacientes.

BIBLIOGRAFÍA
1. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Subdirección General de Estadística y Estudios, Secretaría General Técnica. Encuesta de hábitos deportivos en España, 2015 [Internet]. Madrid: MECD; 2015 [citado 14 Feb 2017]. Disponible en: http://www.mecd.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/estadisticas/deporte/encuesta- habitos-deportivos.html
2. Rothschild C. Running barefoot or in minimalist Shoes. Evidence or conjecture? Strength Cond J. 2012 [cited Feb 14] 2017 ;34(2):8–17.
3. Lieberman DE, Venkadesan M, Werbel WA, Daoud AI, D’Andrea S, Davis IS, Mang´Eni RO, Pitsiladis Y. Foot strike patterns and collision forces in habitually barefoot versus shod runners. Nature. 2010 [cited Feb 14];463(7280):531–5.
4. Willy RW, Davis IS. Kinematic and kinetic comparison of running in standard and minimalist shoes. Med Sci Sports Exerc. 2014 [cited Feb 14];46(2):318–23. Avaliable from: http://dx.doi.org/10.1249/MSS.0b013e3182a595d2.
5. Nunns M, House C, Fallowfield J, Allsopp A, Dixon S. Biomechanical characteristics of barefoot footstrike modalities. J Biomech. 2013 [cited Feb 14];46(15):2603–10. Avaliable from: http://dx.doi.org/10.1016/j.jbiomech.2013.08.009
6. Paquette MR, Zhang S, Baumgartner LD. Acute effects of barefoot, minimal shoes and running shoes on lower limb mechanics in rear and forefoot strike runners. Footwear Sci [Internet]. 2013 [cited Feb 14];5(1):9–18. Available from: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/19424280.2012.692724

AUTOR: Adrián Moro Muñoz


Leave a Reply

*

Protected by WP Anti Spam