Cuidarse los pies en primavera

Estos son algunos consejos que os damos para cuidaros los pies ahora que ya ha llegado la primavera:

1. Lavarse los pies diariamente

Debemos lavar los pies a diario con agua tibia y un jabón adecuado que no dañe el pH de nuestra piel. No debemos tener a remojo los pies más de 5-10 minutos.

2. Prestar atención al secado

Secar bien los pies especialmente entre los dedos para que no queden zonas húmedas.

3. Hidratarlos

Aplicar crema hidratante mediante un pequeño masaje (favorece la circulación y alivia el dolor de pies) todos los días para mantener en buen estado la piel de nuestros pies y evitar las grietas de los talones.

4. Corte de uñas adecuado 

Cortar las uñas sin dejarlas ni demasiado largas ni demasiado cortas.

5. Cuidado de las uñas

Si se quiere pintar las uñas procure que no se convierta en una rutina. El uso excesivo del pintauñas puede perjudicar la lámina ungueal y favorecer la aparición de hongos.

6. Calcetines/medias de algodon o lana

Escoger los calcetines o las medias cuya composición sea de algodón o lana para así favorecer la transpiración. Evitar los materiales sintéticos

7. Un calzado adecuado

En primavera debido a la inestabilidad del tiempo, todavía se sigue usando el calzado de invierno y los días más calurosos los pies se dilatan y pueden sufrir sudoración excesiva (hiperhidrosis).

Elegir de cara a la primavera un calzado cómodo, material transpirable, suave, amplio y suela amortiguadora y flexible.

Si empiezas a usar las sandalias, asegúrese de que los pies vayan bien sujetos. El tacón de las sandalias debe tener una altura entre 2-4 cms para evitar enguinces de tobillo, sobrecargas en la musculatura posterior de la pierna y en la planta del pie.

8. Ejercicio

Caminar, pasear, andar, correr,… ayuda a activar la circulación sanguínea y a mantener los pies en forma.

9. Prevención

Con los cambios de temperatura y el exceso de sudor, puede aparecer el mal olor como síntoma de enfermedades como infecciones por hongos o bacterias, que deben siempre ser diagnosticadas y tratadas por el podólogo.

10. Acudir al podologo

Ante cualquier duda o molestia, debe consultar con el podólogo.