Plantillas

Plantillas

Las plantillas, órtesis ortopédicas o mecanismos plantares, son dispositivos que interactúan entre el suelo y el pie y que tienen como misión modificar, en la medida terapéutica que nos interesa biomecánicamente, la pisada del paciente.

Antes de aceptar la fabricación de unas plantillas a medida, es importante saber cuándo y cómo las utilizaremos.

Para empezar, decir que NO se debe prescribir o recomendar unas plantillas sin tener un objetivo claro.

Así como recordar que una plantilla a medida es un tratamiento personalizado y que normalmente debe ir acompañado de otro tratamiento simultaneo con por ejemplo activación o potenciación muscular, estiramientos, etc.

¿Cuál sería el objetivo de nuestras plantillas?

Las plantillas actúan en varios puntos del pie buscando neutralizarlo dentro de un conjunto estable de movimientos década persona con el resto del organismo.

  • Prevenir o modificar un movimiento inadecuado
  • Compensar déficits biomecánicos, asistiendo un movimiento deficiente
  • Apoyar estructuras
  • Redistribuir las cargas y aliviar presión sobre áreas especificas
  • Reposicionar las articulaciones o evitar que las articulaciones actúen fuera de su rango de movimiento fisiológico
  • Resistir una deformidad o mantener un segmento desviado en posición correcta
  • Modificar la magnitud y dirección de las fuerzas mecanico-patologicas (tanto internas como externas que afecten al pie y al miembro inferior.

En esta actualización os presentaremos diferentes casos en los que una plantilla puede ser beneficiosa.

En los niños, el uso de plantillas cobra especial importancia debido al éxito que supone la instauración de un tratamiento precoz, ya que cuanto antes se corrija el problema, mejor resultado final obtendremos y más fiable y duradero será para el resto de su vida. Pies planos, piernas en X o en paréntesis (varo-valgo de rodilla), puntas de los pies metidas hacia dentro, esguinces crónicos o inestabilidad, pereza a la hora de jugar o correr como otros niños, son causas más que suficientes para alertar a los padres de que algo está sucediendo en los pies de su hijo y con plantillas se pueden corregir o paliar la mayoría de estas deformidades.

Para los aficionados al deporte las plantillas son un medio de evitar lesiones futuras  o de subsanar patologías instauradas, por el equilibrio que le confieren a todo el sistema locomotor. Para encontrar ese pequeño margen de mejoría en su rendimiento que se ve frenado por las molestias no incapacitantes pero si incómodas que a veces aparecen en rodillas o tobillos, las órtesis funcionales tienen un elevado porcentaje de éxito.

Así mismo, en la vida cotidiana, estos mecanismos plantares también compensan anomalías podológicas tales como pies cavos, pies planos, esguinces, etc. En definitiva, el uso de plantillas ortopédicas debe dejar de verse como algo excepcional y usarse de manera complementaria de otras terapias médicas como la fisioterapia o la traumatología.”

 

AUTORA: Beatriz Campos Varea


Deja un comentario

*

Protected by WP Anti Spam